EspacioNoticiasTerremotos

China busca adelantarse a nuevos terremotos con sensores instalados bajo tierra.

Los sensores instalados bajo tierra en las provincias propensas a los terremotos en combinación con la vigilancia del espacio pueden formar un nuevo sistema de alerta temprana

Científicos chinos han desarrollado un novedoso sistema de vigilancia de terremotos que, según los informes, podría dar la alarma a las autoridades para que comiencen las evacuaciones al menos un día y hasta 15 días antes de un gran terremoto, según el Science and Technology Daily.

El sistema es capaz de detectar la presencia de terremotos para desarrollar patrones de predicción, dijo el científico jefe del sistema, Wang Xinan, quien ha liderado un equipo científico en un centro de investigación de predicción y seguimiento de terremotos con sede en Shenzhen.

Específicamente, el sistema se coloca bajo la tierra o en grandes cuevas para detectar sonidos y otros signos típicos que ocurran antes de un terremoto. Y a diferencia de los instrumentos de supervisión voluminosos tradicionales, el sistema se compone de un pequeño grupo de sensores y semiconductores ultra delgados, compactos y livianos.

Estos sensores ya captaron señales cuando un terremoto de 6.5 grados de magnitud sacudió la costa cerca del condado de Hualien en Taiwán el pasado martes.

Aunque aún se encuentra en los primeros ensayos, el sistema ya ha demostrado su eficacia en la predicción de dos pequeños terremotos en la provincia suroccidental de Sichuan, en septiembre y octubre del año pasado.

El centro ha instalado 200 conjuntos de sistemas de vigilancia bajo tierra y en cuevas en todo el país, principalmente en las provincias de Sichuan y Yunnan, que se extienden a lo largo de dos placas tectónicas que se machacan entre sí, así como en Beijing y sus alrededores.

A principios de este mes, China también lanzó un satélite de prueba electromagnética en una órbita sincronizada con el sol, que lleva el nombre de Zhang Heng, un antiguo erudito que inventó el primer sismómetro del mundo. El satélite lleva un magnetómetro inductivo, un probador magnético y un detector de campo eléctrico para la observación sismológica.

El nuevo satélite ha comenzado a controlar la dinámica en tiempo real de la ionosfera y controlará los signos de terremotos inminentes mediante la recopilación de datos en el campo electromagnético global, partículas energéticas y más, de acuerdo con el diario chino People’s Daily.

Los terremotos afectan el electromagnetismo al cortar las líneas magnéticas de la Tierra y emitir radiación electromagnética.

En 2003, Estados Unidos lanzó un satélite de pronóstico de terremotos que estudió la relación entre los campos magnéticos y las fracturas de roca.

Un año después, Francia y Ucrania lanzaron satélites electromagnéticos para estudiar los cambios en la ionosfera relacionados con los terremotos y la actividad volcánica.

Impactos: 12

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.