EspacioNoticias

El avión Stratolaunch se acerca al primer vuelo.

La última prueba del avión gigante que está siendo desarrollado por Stratolaunch para su sistema de lanzamiento aéreo, es una señal de que el primer vuelo del avión podría tener lugar pronto.

La compañía anunció el 9 de enero que su avión, el más grande del mundo por envergadura, realizó su prueba más rápida hasta la fecha en el Puerto Aéreo y Espacial de Mojave en California, alcanzando una velocidad máxima de 219 kilómetros por hora. Esa prueba también incluyó una “maniobra de autoridad de rotación” que levantó brevemente el morro del avión del suelo.

Esta fue la última de una serie de pruebas de recorrido, en las que el avión baja por la pista por su propia fuerza pero no despega. Ese programa de pruebas comenzó a finales de 2017, con pruebas posteriores a velocidades crecientes.

Durante una sesión informativa con los reporteros en abril de 2018, los dirigentes de la compañía dijeron que estaban planeando tres pruebas más de despegue antes de intentar el primer vuelo del avión. Esa prueba final de despegue, dijeron entonces, llegaría a una velocidad de unos 220 kilómetros por hora.

En ese momento, el Stratolaunch esperaba estar listo para su primer vuelo en el verano de 2018, sin embargo, no fueron reveladas las razones del retraso. Hubo especulaciones de la industria de que el Stratolaunch podría intentar un primer vuelo antes de finales de 2018, pero el año terminó sin señales de un vuelo inminente.

Una vez que el avión Stratolaunch esté finalmente en el aire, comenzará una nueva fase del programa de pruebas del vehículo. La compañía dijo el año pasado que esperaba tomar de 18 a 24 meses para completar ese programa de vuelo de prueba y recibir un certificado de aeronavegabilidad de la Administración Federal de Aviación antes de que el avión estuviera listo para servir como plataforma de lanzamiento aéreo.

Stratolaunch planea utilizar inicialmente el avión para el lanzamiento de los cohetes Pegasus XL proporcionados por Northrop Grumman Innovation Systems. El avión será capaz de transportar tres cohetes en cada vuelo, montados en pilones de ala entre los fuselajes gemelos del avión.

La compañía, sin embargo, está creando sus propios vehículos de lanzamiento que pueden ser transportados por el avión. El Vehículo de Lanzamiento Medio, capaz de colocar 3.400 kilogramos en órbita terrestre baja, está programado para un primer lanzamiento en 2022, anunció la compañía en agosto pasado. La compañía también tiene planes para una variante más pesada de ese vehículo para poner 6.000 kilogramos en órbita, así como conceptos para un avión espacial con tripulación.

Esos vehículos estarán propulsados por un motor llamado PGA que Stratolaunch está desarrollando. Ese motor, que utiliza oxígeno líquido y propulsores de hidrógeno, producirá 200.000 libras de fuerza de empuje. Stratolaunch anunció en noviembre que encendió con éxito el prequemador del motor en pruebas en el Centro Espacial Stennis de la NASA en Mississippi.

El motor toma su nombre de las iniciales de Paul G. Allen, el multimillonario fundador de Stratolaunch que falleció en octubre. En el momento de su muerte, trabajaba con Vulcan, la compañía holding de Allen para sus varias empresas, la compañía dijo que él “se ocupó cuidadosamente de cómo continuarían las muchas instituciones que él fundó y apoyó” después de su muerte, pero no ofreció detalles específicos sobre el futuro del Stratolaunch.

Jeff Foust

Impactos: 77

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.